PalMal215.jpg

Los poetas

Nada me rompe tanto el corazón
como una chica intentando ser poeta.
¡Qué pérdida de tiempo,
de sueños y experiencia!

Los poetas.

Todos buscan y no encuentran,
por más tácticas y estrategias,
y aunque hayan soñado más que el Cristo,
y guarden un pájaro azul en el pecho,
jamás conseguirán incendiar uno al vuelo.

¿Cómo hace el amor un poeta?
Piensa en uno, en cualquiera
y dime, cómo hace el amor un poeta.

No lo adivinas porque esos putos narcisistas
no saben cómo hacerlo.
Tu cuerpo no será suficiente para ellos.

Por eso tienen musas y fantasmas de mujeres
idílicas, amores fracasados… utópicos.
Pero nunca una mujer de verdad.

Corrompen el lenguaje con metáforas,
imágenes conmovedoras para seducirse a sí mismos.
Por eso, niña, cierra tus oídos al poeta.

Su ritmo no corresponde al temblor de tu boca,
o tus necesidades pélvicas.

Tampoco tienen dinero,
algunos hasta lo consideran un insulto.
Como si por escribir unos cuantos versos,
su moral fuera superior a la del barrendero.

Pobres poetas siempre solos.

No quedan épicos, sátiros ni demoníacos.
Sufren porque la poesía los ha despreciado,
como las mujeres que nunca amaron.

Desprécialos tú también, corazón.
Nada peor que un hombre pretendiendo ser.
Aunque al final tienen su justo castigo:
Todos publican,
nadie los lee.

PalMal118.jpg

Lo más nuevo:

Eutanasia Recreativa

Conversación con Luis Alberto Ayala Blanco sobre el libro: La actualidad innombrable, de Roberto...

Read more

La tercera persona

Era como si alguien decidiera por él, como si esa mañana una presencia superior hubiera fijado...

Read more

El vinil como objeto

Conversación en torno al disco en vinil como objeto con Luis Alberto Ayala Blanco, esta platica...

Read more